Cuestiones disputadas

$550,00

Cuestiones disputadas

En la teoria y en la clínica psicoanalítica

“El psicoanálisis constituye una formación cultural, es decir, una totalidad heterogénea de saberes específicos ligados a la clínica, tradiciones artesanales, dispositivos institucionales de transmisión y legitimación, así como teorías de variado alcance referidas a la cultura y la sociedad.

Una heurística de la interrogación lo caracteriza, con su instrumento símbolo, la interpretación, y en tal sentido aparece como esencialmente deconstructivo, pero eso no ha impedido la inclusión paulatina de recursos de sostén y apuntalamiento al ampliarse el territorio de su clínica y asumir las modificaciones históricas de las patologías.

Si bien participamos, como nuestros analizandos, de los cambios del siglo, sabemos de modos insistentes y replegados de pensar y existir –y por lo tanto de sufrir– en los que se entrelaza la fantasmática personal a mitos familiares, de etnias y grupos.

La transferencia, que los recrea, es central en nuestra clínica, haciendo que se explayen hasta los límites que seamos capaces de construir en cada caso y cada momento del proceso. Es este el territorio nativo del psicoanálisis y que continúa siendo el de su mayor fecundidad:  clínica de lo singular que facilita la expansión de los vínculos primarios, que buscan revivirse para realizarse, hallar por fin resonancias o por la mera inercia de la repetición.

Nada de lo humano nos puede ser ajeno, aunque comprobemos de continuo la desproporción entre lo que sabemos e intuimos, y las transformaciones logradas, siendo clave del método la oscilación entre objetividades enunciables, razón poética de subjetividades transmisibles y materia prima fantasmática en acción en el campo transferencial.

Por otra parte, es absurdo desaprovechar lo acopiado por generaciones de psicoanalistas, y una de las ventajas de una concepción sistemática de campo reside en que permite la puesta a prueba de las más diversas observaciones, superando los a priori de escuelas. Si a los conceptos los situamos en la perspectiva de un operacionalismo crítico, les otorgamos pertinencia; es decir precisión, fecundidad y valor de verdad en un ámbito reglado de indagación y experiencia, adquiriendo capacidad instrumental la masa de ideas e intuiciones con que contamos.

No podemos darnos el lujo de desperdiciar tantos conocimientos, aunque tampoco es cuestión de caer en un eclecticismo débil, que salta de uno a otro marco de referencia sin el procesamiento acabado de sus límites, en el cotejo con la empiria de campo y la elaboración conceptual de sus hallazgos.”

 

Acerca del autor: 

Rafael Paz hizo su formación psiquiátrica junto al Dr. Mauricio Goldenberg, y su formación psicoanalítica en la Asociación Psicoanalítica Argentina, de la cual se separó, siendo miembro adherente, junto con el Grupo Plataforma.

Fue secretario científico y secretario general de la Federación de Psiquiatras (Capital Federal), entre 1976 y 1979.

Fue asesor del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.

Es miembro fundador y titular, con función didáctica, de la Sociedad Argentina de Psicoanálisis, en la cual fue director del Instituto de Formación.

Es autor de numerosos trabajos sobre teoría y clínica psicoanalítica, como así también acerca de la relación entre psicoanálisis y sociedad. Su libro Psicopatología, sus fundamentos dinámicos es considerado un texto de consulta permanente, por lo que se constituyó en un clásico a través de varias ediciones y reimpresiones.

Es miembro fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Recientemente fue nombrado profesor honorario de la Universidad de Buenos Aires.

Compartir: